Lisbeth Vindas 12 veces Campeona del circuito Nacional de Surf

Lisbeth Vindas, Conocida como  “La mujer récord en el mundo del Surf” con 21 años de trayectoria, cuatro campeonatos Centroamericanos y la primera mujer en participar en los mundiales ISA (International Surfing Association)  desde 1996.

Esta jacobeña durante 5 años compitió en el  El Campeonato Mundial de Surf (en inglés “ASP World Tour”) quedando entre las mejores 30 del mundo  y ha surfeado en más de 25 países.

 

Te posicionas como la competidora más destacada a nivel nacional tanto así que también  eres instructora de surf ¿cómo surge este proyecto?

-Al principio solo estaba dedicada a competir  y  a viajar con la selección profesionalmente pero ya en los últimos años se me dio la oportunidad de tener mi propia escuela de surf. Tengo clientes tanto  nacional e internacional y poder trasmitir el conocimiento es una etapa muy bonita.

¿Qué ha significado todos estos logros para vos?

-Empecé a surfear a los 13 años. Antes se creía que el surf era para vagos y gracias a Dios se ha logrado cambiar ese paradigma y actualmente ya se considera como un deporte. Estoy muy orgullosa de mis logros porque sé que he dejado en alto a mi linda Costa Rica.

¿Qué fue lo que te inspiro, amar esta disciplina?

-Fue la primera relación que tuve con el mar, mis abuelos siempre me llevaban a la playa ahí encontré esa conexión, ya no quería salir del agua y comencé agarrarle la confianza y dedicación al surf.

¿Cuál es la disciplina que te gusta más a parte del surf?

-El deporte que más me gusta y creo que soy buena (risas) es el ciclismo por fuerza y velocidad, desde pequeña he tenido el gusto por las bicicletas y hasta ahora he tenido la oportunidad de disfrutarlo de una manera diferente y más  profesional.  Me ha encantado y lo importante es que vamos mejorando cada día.

¿Para finalizar esta entrevista ¿cómo se define Lisbeth Vindas?

-Me considero una persona con mucho carisma, una persona que ha tenido mucha disciplina a través  de los años para poder demostrar que nadie te puede limitar, nadie puede matar tus sueños y también considero que he tratado de ser una buena mamá para mi hijo.